shadow

El Brexit según León Felipe


shadow

Abajo quedas tú, Inglaterra,

vieja raposa avarienta,

que tiene parada la Historia de Occidente hace más de tres siglos,

y encadenado a Don Quijote. “

Esto decía León Felipe en su poesía Raposa.

Hoy,  casi noventa años después, algunos pensamos que tenía razón,

“Raposa hija de raposos”, ¿qué vas a negociar ahora ?

Los periódicos dan cuenta que en Westminster exigen una nueva negociación con la Comunidad Europea para conseguir no se qué ventajas por su salida de este proyecto europeo conseguido después de tantos esfuerzos.

El General  De Gaulle, demócrata como pocos, en esta Europa de podredumbre, nunca quiso  del Reino Unido en la configuración de esta Unión, que debería de ir según sus palabras “ desde Gibraltar a los Urales”.

Hoy, por su decisión propia, no porque se la haya expulsado, los británicos han decidido dejar la Unión, sus obligaciones y contribuciones, pero quieren seguir beneficiándose de su mercado.

Tienen razón, en mi opinión,  quienes niegan esos deseos.  Que hagan lo que ya han decidido, y que Europa siga su camino, intentando robustecerse, dos pasos adelante y uno hacia atrás, pero progresando. Con nuestras diferencias, que las tenemos, pero progresando.

En realidad creo que en esta ocasión se han equivocado, ellos nunca han estado en la UE. Ellos solo han estado mientras han podido sacar provecho de esta situación, pero cuando ha habido que contribuir, cuando ha habido que respetar las reglas de una mayoría que ellos no pueden controlar, han dicho no.

Creo recordar las palabras de un ilustre británico, Winston Churchill, Inglaterra no tiene amigos, tiene intereses.  Es verdad, y entiendo perfectamente que deben de velar por los suyos, como el resto del continente deben de velar por los nuestros.

Seremos vecinos, buenos, malos, o indiferentes, según el momento, pero soy de la opinión de debemos dejarles marchar. Si mañana deciden volver, estudiaremos con detalle cómo y de qué manera y en qué condiciones pueden volver.

Algunas organizaciones están actuando ya para desbaratar esta Unión que tanto ha costado organizar. Los movimientos de los chalecos amarillos, los movimientos secesionistas y los populismos surgidos últimamente, no son movimientos de generación espontánea.  Detrás (Behind) actúa como ha ocurrido en las mal llamadas primaveras de oriente medio y seguirán haciéndolo en los próximos meses. Sólo un concepto claro de lo que queremos podrá hacer de nosotros una verdadera potencia.

Ayudemos pacíficamente a una salida ordnada o no, y casi si no es ordanada mejor para nosotros, a que salgan y sigan su rumbo. Recuperemos el timón y sigamos el proyecto de Carlomagno.

Q.·. H.·. Joan D’ Ana  2019

Publicado por:

Diario Masónico

Contenido Relacionado

shadow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.