shadow

Carta de un masón a su hijo


shadow

CARTA DE UN MASÓN A SU HIJO

Hijo mío:

Cuando ya no me cuentes -como todavía lo haces- tus travesuras y tus detalles personales; en cuanto ya no te de miedo la oscuridad y abras, por fin, las páginas de esos libros desconocidos que hoy apenas miras, tal vez mal acomodados en nuestra modesta biblioteca; cuando seas mayor, acércate a esos señores que ahora te parecen extraños y un tanto misteriosos y que, si no te infundan desagrado, quizá te merecen solo cierta indiferencia.

Busca esas personas que a menudo, o me llaman o me visitan, y con quienes comparto unas horas, cada semana, cuando me ves llegar un poco más tarde a casa. Sí busca a esos hombres a quienes la sociedad identifica como “los masones” y que yo llamo, orgullosamente: “mis hermanos”.

Tanto los has visto y escuchado, que seguramente ya los conoces a todos. La mayoría son jóvenes; algunos, hombres ya maduros; y otros mas, lucen sus testas coronadas por el blanco de las canas, como algunas montañas muestran sus cimas, cubiertas por el blanco de las nieves.

Pero todos me permitieron beber en la fuente de su sabiduría. Todos por igual me abrieron en su pecho como se abre un cesto para recibir las confidencias, los goces, las penas; los proyectos y las ilusiones del amigo mejor.

Sí, acércate a ellos no importa cuan largo sea el camino que tengas que recorrer, ni cuantos los obstáculos que hayas de vencer.

Decídete a buscarlos y el Supremo Hacedor te mostrará el sendero.

Y cuando conozcas que hacen, como piensan y que pretenden; (siempre que tu espíritu quede satisfecho y halladas todas tus inquietudes) únete a ellos y síguelos . Pero si, después de analizar sus principios continúan sin respuesta todas tus dudas, entonces hijo mío, sepárate de su camino con decencia de bien nacido.

Si para entonces aún vivo, aplaudiré tu decisión cualquiera que haya sido. La aceptaré, porque habrás estudiado antes de definir y porque analizaste para poder escoger, es decir, que habrás decidido por ti mismo, después de razonar.

Y si ya no vivo, hijo mío, pediré al Gran Arquitecto del Universo que adorne tu vida con los atributos que siempre busque para ti y que Masón o no; el mundo te reconozca como un hombre honesto, virtuoso, justo, respetuoso, opuesto a todo género de opresión y con un profundo amor a la humanidad

Carta de un masón a su hijo

Otros lectores también consultaron:

Carta de un grado 33º a un Aprendiz

Carta a los Aprendices

Carta de Benito Juárez a Maximiliano

Carta a un Compañero Masón

Carta de un Padre al maestro de su hijo

CARTA DE MI MADRE LOGIA

Publicado por:

Diario Masónico

Contenido Relacionado

shadow

Comments

  1. Reymundo GUzman Q.    

    Exelente adelante un S.·.F.·.

  2. JOSE RAFAEL    

    excelente Q:.H:. S:.F:.U.:

  3. Daniela Vargas    

    Excelente reflexión y excelente pagina felicidades

  4. Neftalí Orizal Ramos    

    Muy buena reflexión , tambien siento una gran admiración por los hermanos Masones

  5. GUSTAVO ANDRES ROJAS PEREIRA    

    Muy sabias las palabras del último párrafo de la carta. T:.A:.F:.

  6. Toni Sampol    

    Preciosa reflexión que me he tomado la libertad de compartir. Solamente hecho en falta una extensión a las hermanas, mujeres e hijas que tanto aportan a la gran obra de nuestra hermandad…

  7. irving    

    Excelente reflexión, desafortunadamente yo no soy masón pero, siempre me he sentido cierta fascinación por sus costumbres, su fraternidad, y gracias a eso me he dado cuenta de puedo crecer como persona y con esta reflexión he aprendido algo mas, que mientas no me desvíe de mi filosofía y no me pierda a mi mismo el Gran Arquitecto del Universo iluminara mi camino a seguir.

  8. phermos@gmail.com    

    Y porqué el padre no confía en el valor pedagógico de su propio ejemplo? Porqué el hijo debe buscar en los hermanos el referente del hombre recto y honesto? El mayor orgullo para ese hijo debe ser el poder decir: soy masón como mi padre!!, de él aprendí a transitar la recta senda de la vida.

    1. Julio Antonio Negrin Olivos    

      Lo que señala es que debe de pensar, analizar y decidir por si mismo, la masonería es un instrumento que hace de guía, sin embargo, no es el único. Recordar que decidir es elegir entre alternativas, se debe considerar a su vez lo que el padre aprendió y reforzó compartiendo en la masonería lo aplicó en la crianza y desarrollo de su hijo.

      PD: No son conocimientos estáticos, por el contrario, se aprenden y aplican en el hogar como en la sociedad, retroalimentándose constantemente.

  9. Encar r s    

    Maravillosa transmision de ciertos valores positivos de un padre hacia un hijo.
    Me entusiasma que el progenitor acepte tan bien la decision del hijo sea cual sea.
    Emociona la imperiosa relacion de estos, como el amor, la honestidad, la necesidad del saber, la justicia y la fe en un Creador.
    Muchos han sido los artistas, intelectuales, monarcas y politicos famosos a lo largo de la Historia que han pertenecido a esta hermandad, la de los masones. Y muchos los que actualmente lo son e incluso no pierden su tiempo en negarlo.
    La masoneria existe desde hace ya muchos siglos y es obvio que sus adeptos se mantendran en activo hasta el fin de nuestros dias.
    ¿Quien no conoce actualmente a alguno de ellos, de cualquier nacionalidad, dispersos como estan por todo el mundo?
    Cesar Vidal escribio un detallado libro acerca de ellos. Si alguien tiene alguna duda hacia su filosofia y pensamientos, baste echar una ojeada al libro citado.

  10. Anibal Otilio Silva Sosa    

    Muy buena reflexión; lastimosamente existen muchos que se hacen de ” masones” y dejan de cumplir los principios fundamentales de la buena convivencia y se olvidan del Arquitecto del Universo. –

    1. Julio Antonio Negrin Olivos    

      Lo importante es que se la reflexión se pueden asimilar valores, que no son propios de la masonería, sino que universales. Fácilmente puede ser una reflexión metafórica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.