Reciba Diario Masónico en su e-mail

La Masonería bajo el régimen dictatorial de Castro


shadow

La Masonería bajo el régimen dictatorial de Castro

 

 

 

En marzo de 2003 11 HH:. junto a otras 62 personas fueron encarcelados por el régimen absolutista de Fidel Castro. Los HH:. en cuestión son dirigentes y miembros de la disidencia política y pacífica interna, directivos de organismos no gubernamentales y monitoreadores de los Derechos Humanos, líderes sindicales independientes y periodistas alternativos, conocidos como los “Prisioneros de la primavera”.

Injustamente acusados de servir a una potencia extranjera (los EEUU) y cometer actos contra la seguridad e integridad territorial y económica de Cuba cuando, en realidad, defienden nuestros derechos a la libertad de pensamiento, opinión y reunión.

Específicamente el H:. Hector Masera fue condenado a veinte años de privación de libertad en un proceso judicial preñado de irregularidades de principio a fin, entre los cuales se puede citar: impedirle mantener una entrevista técnica con su defensor previa al juicio y no presentarse verdaderas pruebas ­ sólo declaraciones- por la representación fiscal que avaló las absurdas y festinadas acusaciones en su contra.

En los templos escuchamos hermosas planchas sobre la libertad y la unión en la justicia. Es momento de desvainar nuestros aceros en busca de la justicia entre los hombres y el reino de la libertad e igualdad en esa isla que mantiene oprimidos a unos HH:., como en su época lo hicieran José Martí, Rubén Darío y en A. del Sur, San Martín, Bolívar, O´Higgins y demás emancipadores del yugo español.

– H secretario, damos lectura al acta de la tenida anterior, para su correspondiente aprobación.

– HH:. Míos esta a vuestra disposición el balaustre, al primer golpe de mallete aquellos que están de acuerdo sírvanse hacer la señal de costumbre. – Unanimidad VM:. – Gracias QH, ahora podemos enviar al departamento de información del partido para la aprobación del Pte. Castro.

La masonería no esta para vivir del pasado y mientras nos una los que nos une, nada será imposible.

Masonería en Cuba
La masonería está íntimamente ligada a la historia de Cuba. Se afirma que la independencia delcolonialismo español en 1898 fue obra de masones. Cada símbolo nacional -himno, bandera y escudo- fueron concebidos por hijos de la
Escuadra y el Compás. Masones fueron Carlos Manuel de Céspedes, considerado el Padre de la Patria; Ignacio Agramonte, Antonio Maceo,
José Martí y la inmensa mayoría de los gestores de la república.

Al advenimiento del actual régimen, en 1959, la Masonería era una institución fraternal pujante, entidad inseparable de las clases vivas del país. Treinta y cuatro mil miembros aproximadamente, unauniversidad, tres asilos, varias escuelas, 340 logias y un majestuoso edificio, la Gran Logia de Cuba constituían su mayor patrimonio.

Con la ley de Reforma Urbana, dictada a comienzos de la década de los años sesenta del siglo pasado, el Estado confiscó a la institución masónica casi la mitad de los locales del edificio de la Gran Logia,varios templos masónicos -algunos en construcción-, dos asilos y todas sus escuelas. Fueron cerradas algunas logias por supuestas actividades conspirativas, como la logia Perseverancia, en la ciudad de Cárdenas. Además, la institución nacional masónica fue compelida a clausurar la organización juvenil Asociación de Jóvenes Esperanza de la Fraternidad (AJEF) y la universidad, por esa misma época.Ninguna compensación recibió por las incautaciones y daños.

Marginada y sometida a toda clase de presiones por más de tres décadas, la masonería se fue debilitando y perdiendo iniciativas, hasta llegar a un tácito pacto de coexistencia con el Estado, acambio de silencio y aislamiento total.

Pero los tiempos cambian. Las sutiles transformaciones acometidas por el gobierno de la Isla en los últimos tiempos han influido en las relaciones entre ambos (Estado-Masonería). Promesas para permitir la fundación de dos nuevas logias, una en la provincia de Holguín que se llamará Roberto Ferrer Rodríguez, y otra en la provincia de Pinar del Río, con el nombre de Armando Díaz Bravo; autorización para celebrar algunos actos públicos, aunque estrictamente controlados; tolerancia para con los iniciados. Como colofón, en fecha muy reciente la Oficina del Historiador de La Habana aportó 26 mil dólares para
la reconstrucción del edificio de la Gran Logia. Son algunos aspectos que confirman cambios en dichas relaciones.

Durante más de 44 años la masonería ha sido el cobijo espiritual de
una multitud de desafectos al sistema imperante, muchos de los cuales cuestionan lo que implicarían tales concesiones gubernamentales en el futuro.

Actualmente, con sus 314 logias diseminadas por todas las provincias y una membresía que oscila entre 28 y 29 mil hermanos, esta organización se integró, como miembro pleno, a la Confederación Masónica Interamericana, y representa a la zona 2 del Caribe (Puerto Rico, República Dominicana, Haití y Cuba). El flujo de visitantes que representan a las Grandes Logias del área y a las delegaciones que incluyen a otras zonas geográficas aumenta, lo que ha influido también en la flexibilización del Estado para con el trabajo masónico.

Las primeras huellas de la masonería en Cuba datan de 1763, aunque algunos investigadores aventuran la posibilidad de que existiera desde mucho antes, tomando en cuenta ciertas marcas e inscripciones de evidente simbolismo masónico, grabadas en las piedras de cantería de la muralla que rodeo La Habana, cuya construcción se inicio en el siglo XVI.

El primer documento oficial que atestigua el trabajo de esa fraternidad en la isla, es un certificado del grado de Maestro extendido a nombre de Alexander Cockburn, con fecha del 3 de mayo de 1763 durante la ocupación militar de la Habana por los Ingleses. Fue la Logia Militar Inglesa numero 218 del Registro de Irlanda, adscrita al Regimiento 48 del ejercito ingles de ocupación, el primer cuerpo masónico que realizo sus funciones en Cuba.

Después que los ingleses abandonan la isla, desaparece todo rastro de actividades masonicas y no es hasta 1791, con la Revolución de Haití, que los colonos franceses que huyen de la convulsa situación en su país, se asientan en La Habana y Santiago de Cuba y traen consigo cuatro de sus logias (Perseverance, Concorde, Amitie y Benefique).

Estas logias, son trasladadas al poco tiempo a la Louisiana, y solo permanecen en la capital dos que, aunque desaparecen mas tarde, dejan su impronta hasta hoy en La Habana, al legar su nombre, traducido al espanol, a las calles donde radicaron: Amistad y Concordia.

La primera logia fundada en Cuba, fue El Templo de las Virtudes Teologales, recibiendo en 1804 la patente de reconocimiento extendida por la Gran Logia de la Louisiana.

Tres lustros después, el 30 de noviembre de 1820, queda establecida la Gran Logia Española de Antiguos, Libres y Aceptados Masones de York, el primer cuerpo superior de la masonería cubana, que en octubre de 1822, se funde con el Gran Oriente Territorial Español Americano, otra alta institución creada a principios de ese mismo año, para consolidar la presencia y organización de la masonería.

Tras un periodo de estancamiento (1828-1859), en el que solo trabajaron unas pocas logias en la clandestinidad, debido a la ley que prohibía las reuniones masónicas en todo el territorio español y extensiva a Cuba como colonia, la fraternidad resurgió, primero en Santiago de Cuba con la Gran Logia de Colon, y más tarde en La Habana con una Gran Logia Provincial dependiente de aquella.

De esta época, data la fundación (1861) de la decana de las logias cubanas, la Logia Amor Fraternal, que aun hoy realiza sus talleres semanales en el Templo Nacional Masónico, ubicado en Avenida Salvador Allende esquina a Belascoain, Ciudad de La Habana.

Finalmente, terminados los forcejeos entre los afiliados del oriente y occidente del país, por llevar a su territorio la máxima representación de la fraternidad, queda establecida en 1876 en La Habana la Gran Logia de la Isla de Cuba, a la que se suma en 1880 la Gran Logia de Colon, para llevar adelante en un mismo cuerpo la enseñanza y la predica moral de la masonería.

Conocido es el hecho, de que la mayoría de los gestores y los más sobresalientes caudillos de la independencia cubana en el siglo XIX, fueron masones. Así, antes de lanzarse a sus afanes emancipadores, fue un reconocido masón, el Padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes, quien presidía en los días del alzamiento de 1868 la Logia Buena Fe, de Manzanillo.

También perteneció a la fraternidad, Perucho Figueredo, el autor del Himno Nacional cubano; El Mayor General Ignacio Agramonte y Loynaz; El Lugarteniente General Antonio Maceo y Grajales y el Generalísimo Máximo Gómez, protagonistas ambos de las dos contiendas, así como el Héroe Nacional José Martí, el alma de la campaña de 1895, que daría al traste con la dominación española de la isla.

Nota de H:. Hetor Maseda.
Prisión « Combinado la Pendiente n°2 » Santa Clara, Cuba, 27 de julio del 2004

Existen cuatros tipos funcionales de medios simbólicos y un sendero único por los cuales la consciencia humana puede orientarse hacia las experiencias que valen la pena recordar y vivir.

La percepción sensorial, que nos dice : algo existe. El pensamiento que nos indica : qué es ese algo. El pensamiento que nos responde si ese algo es agradable o no, y la intuición que nos plantea de dónde viene y hacia dónde va ese evento. El sendero correcto es difícil de recorrer porque está plagado de dificultades y sinsabores. Si no fuera así la Humanidad, no estaría saturada de seres perversos ni tendría tan pocos virtuosos.

Dicho esto a modo de introducción, reciban cordiales saludos de mi parte. Afortunadamente pude recibir noticias de ustedes, mis queridos hermanos, por intermedio de un ángel, nuestro Venerable Hermano José Antonio. Ahora provecharé la ocasión en sentido inverso para hacerles llegar noticias mías. El portador será la misma persona. La foto que ustedes me enviaron, en la que aprecio a muchos Hermanos de vuestro Taller, visitadores de otras Logias y a José Antonio en el centro ­ como honor especial ese delta ­ delta que se encuentra junto a mí, encerrado en esta celda caribeña, permanentemente brindándome fuerza de voluntad, inteligencia, sabiduría y paciencia infinita.

De Francia, su gobierno y querido pueblo, he recibido muestras de apoyo y solidaridad con nuestra causa desde los primeros momentos en que fuimos encarcelados un grupo de dirigentes y miembros de la disidencia política y pacífica interna, directivos de organismos no gubernamentales y monitoreadores de los Derechos Humanos, líderes sindicales independientes y periodistas alternativos hasta totalizar la cifra de 75, conocidos como los « Prisioneros de la primavera » (marzo 2003). De ellos, once somos miembros de nuestra Augusta Institución Fraternal. La primera demostración fue un acto masivo público y divulgado por los medios de información nacionales de vuestro país, en los cuales participaron personalidades : gubernamentales, políticos, parlamentarios, de la ciencia y la cultura, y el pueblo en general. Después, el parlamento francés acordó apadrinar a doce de los 75 internados ; yo soy uno de la docena. Quien me representa, es el excelentísimo Sr Noveli Pierre, natural de la ciudad de Chinon, en la región del Loire, empresario y miembro del partido UMP, actualmente en el gobierno.

Por último, la Embajada de Francia en Cuba no auspicia ningún acto diplomático-cultural que no tenga entre sus primeros invitados a mi esposa y su colaboradora Laura, otro ángel caído del cielo.

Ahora me llegan ­ junto a los aires de libertad que soplan de su extraordinario y aguerrido país que marcó época en la Historia Universal ­ las muestras solidarias y fraternales de mis hermanos masones galos de origen celtoibérico, francos, normandos, y otras minorías que conforman en la actualidad al pueblo francés en un lento y formidable proceso de yuxtaposición humana.

Son muchas las complejas situaciones que identifican a los hombres en los momentos difíciles. Esta es una de las más significativas. Yo, al menos, así lo considero.

Los 75 patriotas convertidos en rehenes políticos del gobernante cubano Dr Fidel Castro Ruiz, fuimos injustamente acusados de servir a una potencia extranjera (los EEUU) y cometer actos contra la seguridad e integridad territorial y económica de Cuba cuando, en realidad, defendemos nuestros derechos a la libertad de pensamiento, opinión y reunión. Yo fui condenado a veinte años de privación de libertad en un proceso judicial preñado de irregularidades de principio a fin, entre los cuales puedo citar : impedirme mantener una entrevista técnica con mi defensor previa al juicio y no presentarse verdaderas pruebas ­ sólo declaraciones- por la representación fiscal que avaló las absurdas y festinadas acusaciones en mi contra.

Lo cierto es que yo no soy de los hombres que dejan que las cosas pasen, sino de los que hacen que éstas se produzcan. Tampoco niego que la percepción humana es ciega si no está iluminada « por la razón », como expresara en una ocasión el líder religioso y espiritual del pueblo de la India, Mahatma Gandhi.

Una tiranía gubernamental que durante 45 años se ha caracterizado por imponer el terrorismo de Estado para mantenerse en el poder político de manera absoluta, someter a su pueblo al servilismo, la miseria, el desabastecimiento, las discriminación social en su propio país y privarlo de sus derechos y libertades civiles, políticas y sociales, no puede aspirar a una concordia nacional ni a respuestas populares diferentes a la rebeldía ideológica y a la resistencia socio-económica por medios y métodos pacíficos, sin excluir otras más radicales si llegara el momento de emplearlos.

Ningún juicio racional en que participe la psiquis humana puede considerarse como definitivo sin antes pasar por la prueba del equilibrio de los opuestos, es decir, la de su reversibilidad. En Cuba, la administración Castro ha tenido la osadía de aplicar experimentos generalizados e historicistas de ingenería social que han provocado el más colosal de los desastres a nivel de la Nación que haya sufrido nuestro pueblo en los últimos ciento dos años de República Independiente. Aun teniendo en cuenta los periodos de crueldad social y retroceso ético-moral durante ese tiempo. El sistema actual ha favorecido el caudillismo, la corrupción gubernamental e intereses privados.

Yo pienso que el hombre se hizo gigante, frente a todo y a todos, porque aceptando retos como los que le impuso la naturaleza, supo sortearlos y surgir victorioso después de cada encuentro. En la actualidad, ese mismo hombre no sólo debe alzar armas contra aquellos grandes adversarios sino también contra los que le imponen la sociedad moderna y los individuos carentes de virtudes pero poseedores de extraordinarios medios y recursos que les permiten someter por la fuerza a su propio pueblo y a otras naciones del planeta.

Mi salud es inmejorable, la fuerza espiritual se impone al medio que me rodea. El proceso de adaptación ha sido total y no acepto que esta experiencia nueva, compleja y difícil se convierta en una temporada muerta en mi vida social.

En el mudo profano soy presidente del tolerado pero no legalizado Partido Liberal Democrático de Cuba (PLDC). De profesión soy ingeniero electrónico, recibí diploma de post-grado en fisica atómica y nuclear, además de ser periodista, ensayista, historiador y miembro de número de la Academia Cubana de Altos Estudios Masónicos ; tengo 61 años de edad.

Entre ustedes y mi humilde persona ya se establecieron los lazos de la cordialidad, del amor y de la comunicación. Debemos fortalecerlos más cada día. Les ruego que me escriban siempre que les sea posible. Yo haré otro tanto

Reciban un abrazo fraternal y cariñoso de este hermano.

Héctor F . Maseda Gutiérrez. MM.·.
33° Gran Logia de Cuba

 

Blog Los Arquitectos.

 

Publicado por:

Diario Masónico

Comments

  1. Yo    

    Floreal de qué hablas cuando dices “pues a pasado al O.’.E.’. un I.’.P.’.H.’.”….. Castro no fue ni sería jamás masón.

  2. Jose    

    Reciba mi H:. un T:.A F:. excelente su plancha, que continue ese animo de Libertad y Fraternidad en bien de los HH:. Cubanos
    Quedo atento a vuestras futuras Planchas y actuaciones
    mi correo: jrsanchez17@hotmail.com

  3. Floreal    

    De mal gusto la imagen de dos hermanos y el titulo de la nota. La finitud humana nos alcanza. Y con ella el nuevo nacimiento. El incio no llega con la muerte física; ocurre mucho antes. Pero es la muerte física la que transforma definitivamente al hombre en Solo Idea. Muere la persona pero su ejemplo y pensamiento vive… D.’.D.’.D.’. …pues a pasado al O.’.E.’. un I.’.P.’.H.’.

  4. Yo    

    Sabía Ud. que antes de 1959 existió un templo masónico en Cuba q permitió a Fidel reunirse con participantes del M-26-7…??? Eso es reprochable dentro de la masonería el usar para prácticas políticas un templo masónico. Si eso sucede hoy en día en 24 hrs. están todos los HH:. presos.
    Por otra parte, si bien existe en Cuba una restricción sobre la propiedad privada, absurdo desde mi punto de vista, déjeme recordarle que la tal casi manzana q dice Ud. q ocupa el Templo Masónico de La Habana la mitad o más de la mitad son oficinas que el Estado se apropió cuando esa construcción fue realizada con el aporte de miles de HH:. ya fallecidos. Lo mismo ha sucedido con terrenos del Asilo Nacional Masónico al cual también le fueron usurpadas sus áreas. Gracias que en estos momentos existe YA un avance x tratar de reincorporar estas propiedades a la masonería cubana q es a donde pertenecen.
    No sé x otro lado a que se refiere con decir q el ingreso a la masonería en Cuba es gratuito como si el Estado debiese adjudicarse un punto a su favor con ello cuando compete tan solo a la Orden. Nada q ver. Por otra parte si sé lo que es la masonería en Cuba, soy la 4ta generación en mi familia que pertenece a tan augusta institución, le comento esto porque no sé que tiene que ver su cita referente a la solidaridad o desinterés del masón para con los necesitados, eso debe de ser la constante del masón así como el culto a la sabiduría y la TOLERANCIA a otros. Si es Ud. masón debe conocer bien ésto y desde ya le deseo un fuerte T:. A:. F:.

  5. el3ctron    

    en la Habana tienen un templo que es casi como de una manzana de grande, y en poblaciones intermedias, existen casas dedicadas a ser templos (tengase en cuenta que al no existir la propiedad privada, el gobierno PERMITE que esas construcciones operen con esa intencionalidad, de la misma forma en como permite la libertad de culto, en Cuba existen todas las mismas gamas de creencias que en cualquier país latinoamericano) y OJO CON ESTO, el ingreso a las logias SON GRATUITAS, a los cubanos no se les cobra NUNCA por pertenecer, aprender y participar en los oficios, ayudando a las personas, colaborando entre ellos en situaciones de duelo ó como en el pasado Huracán DESINTERESADAMENTE, es decir, es en Cuba en donde más genuinamente se vive el significado profundo de lo que es ser masón, que la gente no se deje confundir por un fanático que viene a redactar un artículo con “historia” poniendole un título que atenta contra la verdad y la masonería.

  6. el3ctron    

    por ese tipo de titular es que la gente piensa que la masonería es un grupo de estúpidos de ultraderecha con una insaciable sed de poder, cuando los preceptos reales de una logia han de estar distantes de lo que pueda llegar a considerarse mundano. Este texto es una vergüenza, la masonería en Cuba opera con toda libertad, y actualmente tienen templos en cada una de las ciudades de la Isla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.