Reciba Diario Masónico en su e-mail

Efemérides: Crisis de los misiles


shadow

Hace 59 años, el 22 de octubre de 1962, el Presidente John F. Kennedy anunciaba al mundo por televisión que la aviación militar estadounidense había descubierto en Cuba la existencia de bases soviéticas de misiles nucleares. Comenzaba así la denominada Crisis de los misiles

En consecuencia ordenaba el bloqueo naval a la isla, a la vez que exigía el desmantelamiento inmediato de dichas bases. Durante los seis días siguientes, el mundo estará al borde de la guerra nuclear.

En Rusia se le denomina Crisis del Caribe (en rusoКарибский кризисKaribskiy krizis), mientras que en Cuba se le llama Crisis de octubre.1

Fue una de las mayores crisis entre ambas potencias durante la Guerra Fría donde más cerca se estuvo de una guerra nuclear, junto al Bloqueo de Berlín, los ejercicios Able Archer 83 y el derribo del Vuelo 007 de Korean Air.

Solo dos veces en la historia se ha alcanzado una condición de defensa (DEFCON) de nivel 2 en Estados Unidos.

La crisis abarca el período comprendido entre el descubrimiento de los misiles balísticos de alcance medio R-12 y R-14 de la Unión Soviética (15 de octubre de 1962) hasta el anuncio de su desmantelamiento y traslado de vuelta a la Unión Soviética (28 de octubre de 1962). Sin embargo, a otros niveles se extendió hasta noviembre de 1962 e incluso enero de 1963 en sucesivas minicrisis.

Consecuencias

En ese momento se creó el llamado teléfono rojo, una línea de comunicaciones directa entre la Casa Blanca y el Kremlin, con el fin de agilizar las conversaciones entre ambas potencias durante períodos de crisis, evitando las demoras diplomáticas, y tratando de subsanar posibles malentendidos sobre la cuestión nuclear.

El 29 de octubre el mandatario soviético Nikita Jrushchov envió a Fidel Castro un informe comunicando los términos del acuerdo que soviéticos y estadounidenses ya habían concluido sobre Cuba. La Conferencia de Helsinki de 1973-1975 fue muy importante para la posterior distensión entre la Unión Soviética y los EE. UU.

Otra de las consecuencias de esta guerra fue el derribo de solamente un avión norteamericano y el fallecimiento de su piloto.

También produjo el aumento de los conflictos políticos e ideológicos que ya había entre Estados Unidos y la Unión Soviética.​

En un artículo escrito en esos días y no publicado hasta después de su muerteErnesto Che Guevara opinó alabando la actitud del régimen cubano y cuestionando a los gobernantes soviéticos durante la crisis:

Es el ejemplo escalofriante de un pueblo que está dispuesto a inmolarse atómicamente para que sus cenizas sirvan de cimiento a sociedades nuevas y que cuando se hace, sin consultarlo, un pacto por el cual se retiran los cohetes atómicos, no suspira de alivio, no da gracias por la tregua; salta a la palestra para dar su voz propia y única, su posición combatiente, propia y única, y más lejos, su decisión de lucha aunque fuera solo

Curiosamente los principales protagonistas no duraron mucho tiempo después de esta crisis. El presidente de EE. UU. Kennedy fue asesinado el 22 de noviembre de 1963 y el líder de la Unión Soviética, Nikita Jrushchov, fue apartado de su cargo por el politburó (comité comunista) el 14 de octubre de 1964.

Finalmente, el 28 de octubre, el líder soviético Nikita Kruschev anunciaba al mundo su buena disposición para retirar las armas, gracias a un acuerdo confidencial en el que EE.UU. se comprometía a no invadir Cuba. En noviembre, Kennedy ordenará el levantamiento del bloqueo naval y a finales de año, las bases cubanas de misiles estarán totalmente desmanteladas.

Publicado por:

Vicente Hernandez Gil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.